Toma lo natural ®

¡Empieza el año comiendo sanamente!

Creo que todos hemos escuchado al menos una vez el término de “Comer de forma balanceada” o “Alimentación equilibrada”, pero ¿realmente sabemos qué significa?

Comer es un placer, y a la vez una necesidad básica del ser humano. Nuestro cuerpo necesita nutrientes para funcionar adecuadamente, pero existen alimentos que al comer en exceso, pueden provocarnos malestar o ciertas enfermedades a largo plazo. Por ello, el escenario ideal sería que esas comidas que tanto nos gustan, sean las mismas que nos aportan lo necesario. Y el crear este tipo de hábito de que comas delicioso y a su vez sano, depende sólo de ti.

Queremos darte algunas recomendaciones, para que tu dieta no sólo sea balanceada, sino además rica y saludable, en la que abunden esos alimentos que tanto te gusten sin dejar de lado los elementos que necesitas para tener energía y sentirte mejor.

 

  1. Come alimentos variados. Necesitamos más de 40 nutrientes distintos y ningún alimento por sí sólo puede proporcionarnos todos. Elige siempre los alimentos de forma equilibrada. Por ejemplo, si tomas un desayuno rico en grasas, toma una cena con pocas grasas. O si un día comes carne roja, al otro cambia la proteína por pescado.
  2. Incluye en tu dieta muchas frutas y verduras. La mayoría de las personas no comen las suficientes frutas y verduras, las cuales son sumamente importantes, por los nutrientes y protectores que proporcionan. Intenta ingerirlas al menos con 5 raciones al día. Prueba nuevas recetas, o inclúyelas en tus platillos favoritos.
  3. Come raciones moderadas: Reduce, más no elimines alimentos. Si comes las raciones adecuadas de cada grupo de alimentos, es más fácil además de satisfacerte, obtener los beneficios de cada grupo, sin necesidad de eliminar algo. Por ejemplo, algunas raciones razonables son: 100 gramos de carne, media pieza de fruta, media taza de pasta cruda. Si comes fuera de casa, comparte con alguien más para comer de todo y sólo lo necesario.
  4. Come regularmente. Saltarte comidas, sobre todo el desayuno, puede provocarte una sensación de hambre descontrolada, causando a menudo una sobre ingesta de alimentos en tus comidas posteriores. Agregar a tus hábitos alimenticios los snacks a media mañana, y a media tarde, pueden ayudar a balancear el resto de tus comidas, sin sustituírlas o saltarlas.
  5. Bebe muchos líquidos. Los adultos necesitamos beber al menos 2 litros de agua al día. Y se requieren mayores cantidades si hace calor o realizamos actividades físicas, como deporte. El agua es además de agradable y saludable, esencial para el buen funcionamiento del organismo. Otras opciones también saludables son los tés herbales.
  6. Recuerda: Todo es cuestión de equilibrio. No se trata de sentirnos culpables por ciertos alimentos que nos gustan; simplemente la diferencia reside en tomarlos con moderación y comenzar a cambiar nuestros hábitos de manera gradual, cambiando por opciones más sanas que nos proporcionen variedad, sabor y el equilibrio que necesitamos para contar con una buena salud. Por ejemplo, si comes muy pocas frutas y verduras, para comenzar, trata de comer una ración más al día y ve agregando más porciones, poco a poco, sustituyéndolas por los alimentos que tienen más grasas o contenido calórico.

 Malinalli recomienda: ¡Aprendamos cómo cocinar los granos enteros!

Los granos enteros han sido un elemento central en la dieta humana desde las primeras civilizaciones. Son una excelente fuente de nutrición, ya que contienen enzimas esenciales, hierro, fibra dietética, vitamina E y vitaminas del complejo B. Debido a que el cuerpo absorbe los granos lentamente, éstos proporcionan energía sostenida y de alta calidad.

La forma más rápida de preparar granos es experimentar y encontrar lo que funciona para ti. Recuerda que una taza de granos secos rinde de dos a cuatro porciones. Aquí están las instrucciones básicas:

  1. Mide los granos, límpialos y enjuágalos en agua fría usando un colador fino.
  2. Opcional: Remoja los granos de una a ocho horas para suavizarlos; esto incrementa su digestibilidad y además ayuda a eliminar el ácido fítico. Escurre los granos.
  3. Agrégale a los granos la cantidad de agua recomendada y ponlos a hervir.
  4. Puedes añadir una pizca de sal marina para ayudar en el proceso de cocción, con la excepción del kamut, el amaranto y la espelta. (La sal interfiere con el tiempo de cocción.)
  5. Reduce la flama de cocción, cúbrelos y deja que se cocinen por el tiempo recomendado, sin moverlos durante este tiempo.
  6. Mastícalos bien y disfruta cada bocado!

 

1 TAZA DE GRANOS AGUA TIEMPO DE COCCIÓN ¿CONTIENE GLUTEN?
Arroz integral 2 tazas 45-60 minutos NO
Arroz salvaje 4 tazas 60 minutos NO
Avena entera (grano) 3 tazas 45-60 minutos Puede contener
Avena en copos 2 tazas 45-60 minutos Puede contener
Amaranto 3 tazas  30 minutos NO
Cebada Perla  2-3 tazas 60 minutos SI
Couscous 1 taza 5 minutos
Polenta 3 tazas 20 minutos  NO
Quinoa 2 tazas 15-20 minutos NO

 

Además, te regalamos algunos menús saludables que incluyen las 5 comidas del día (Desayuno, snack, comida, snack y cena) para empezar el año con opciones variadas, deliciosas y saludables! Descárgalos dando click en este ícono: 

Menus Teasana

 

FUENTES:

http://enforma.salud180.com/nutricion-y-ejercicio

http://hablandodenutricion.com/tag/menu-saludable/

Integrative Nutrition, Inc.