Toma lo natural ®

Conoce la dieta alcalina

Empezar este 2016 probando la dieta alcalina, es una forma equilibrada de alimentarte que te hará sentir mucho más saludable y con energía.

Existe una gran cantidad de dietas que podrás encontrar en la red, en libros o en revistas, las cuales te prometen ayudarte a bajar de peso y mejorar tu aspecto físico. Sin embargo, muchas de ellas eliminan o reducen al mínimo ciertos grupos de alimentos, lo cual, provoca una alimentación desequilibrada y poco sana.

En cambio, la dieta alcalina se enfoca en mantener el pH de tu sangre balanceado, lo cual permite que tu cuerpo se encuentre saludable y libre de sustancias dañinas, lo cual ayuda a prevenir ciertas enfermedades y malestares.

 

 

¿EN QUÉ CONSISTE?

La salud de nuestro cuerpo depende de cómo lo alimentamos, entonces, una mala alimentación podría ser el sinónimo de algún tipo de dolencia. Según estudios científicos, las enfermedades cardiovasculares, pulmonares, cerebrales e incluso el cáncer, tienen más tendencia a desarrollarse en un cuerpo con un elevado porcentaje de acidez, que en un cuerpo más alcalino.

El pH o nivel de acidez en nuestro cuerpo, se mide en una escala del 0 al 14. De 0 a 7 se considera un cuerpo ácido, mientras que de 7 a 14, es alcalino. Para encontrar un equilibrio en nuestro organismo con esta escala, la dieta alcalina propone una alimentación a base de frutas y verduras, reduciendo las carnes rojas, de cerdo, aves, así como los lácteos. De igual manera, las grasas y azúcares también se encuentran fuera de esta dieta.

 

 

VENTAJAS

Con esta propuesta de alimentación más saludable, por medio de la dieta alcalina conseguirás:

  • Perder el exceso de peso
  • Desintoxicar tu cuerpo, eliminando toxinas
  • Limpiarás tu colón y tu organismo
  • Ayudarás a mejorar la salud de tu cuerpo drásticamente
  • Recuperarás la energía y la vitalidad, dejando de lado el cansancio
  • Ayudarás a tu organismo a equilibrar los niveles de acidez y alcalinidad
  • Es una dieta natural, efectiva, segura y económica

La dieta alcalina no contiene ningún secreto o pócima mágica. Simplemente, apuesta por una alimentación adecuada, dando prioridad a las frutas y verduras en vez de las comidas rápidas, productos industrializados, o aquellos con un elevado contenido en azúcares o harinas.

Si tu dieta actual se basa en la cultura de comer alimentos congelados o llenos de conservadores, botanas, grandes porciones de azúcares, etc., perderás mucho peso si cambias tus hábitos y adoptas un estilo de alimentación más alcalino.

 

 

¿QUÉ ALIMENTOS SON ALCALINOS?

Te compartimos una lista de cuáles son los alimentos alcalinos para que puedas comenzar a hacer tus combinaciones y crear deliciosas recetas:

VERDURAS: Remolacha, brócoli, col, zanahoria, coliflor, apio, pimientos, pepino, berenjena, lechuga, hongos, nabo, cebolla, ajo, calabaza, rábanos, algas, espinacas, tomate, berro, habas, espárragos.

FRUTAS: Manzana, arándano, frutos rojos, papaya, coco, uvas, toronja, melón, sandía, cerezas, limón, lima, kiwi, mandarina, piña, pera, ciruelas.

LEGUMBRES: Lentejas

FRUTOS SECOS: Almendras, avellanas, castañas, uva pasa, dátiles, nueces.

ESPECIAS: Jengibre, canela, hierbas aromáticas, curry, perejil.   

CONDIMENTOS: Vinagre de manzana, agua mineral, sal de mar, miel natural.

BEBIDAS: Tés o infusiones naturales. Vino blanco y vino tinto (Estos últimos también pueden usarse para condimentar alimentos).

ACEITES Y GRASAS. Aceite de oliva, margarina

 

 

CONSEJOS BÁSICOS PARA INICIAR UNA DIETA ALCALINIZANTE:

  • Por la mañana, desayuna jugos de frutas y verduras.
  • Para almorzar, optar por verduras de hoja verde. Puedes combinarlas con otras semillas, vegetales o cereales, procura incluir proteínas de origen vegetal, ya que la proteína animal tiende a ser acidificante.
  • Por la noche, prepara cenas livianas como sopas.
  • A lo largo del día, mantente bien hidratado. Para lograr esto, opta por el agua y desecha por completo las bebidas gaseosas y jugos envasados, son completamente acidificantes.

 

 

OTROS FACTORES QUE AYUDAN A EQUILIBRAR EL PH DE LA SANGRE:

  1. Hacer actividad física. Para activar el metabolismo, eliminar toxinas y asegurar un correcto funcionamiento del organismo. Desde una caminata, hasta una sesión de tu deporte favorito, ¡tú eliges!
  2. Depurar el organismo. Es muy importante limpiar el organismo de aquellas toxinas que contribuyen a acidificar la sangre. Por esta razón, es fundamental hidratarse bien y consumir alimentos diuréticos y depurativos.
  3. Mantener el equilibrio emocional. Tal como nos muestra el enfoque holístico, el equilibrio cuerpo-mente conforma una unidad. Es por ello que para tener un cuerpo físico equilibrado, necesitamos también lograr el equilibrio emocional.

 

 

MALINALLI RECOMIENDA: Una Sopa de Lentejas muy nutritiva y fácil de preparar:

INGREDIENTES:

  • 1 cucharadita de aceite de cocina, nosotros usamos de pepita de uva.
  • ½ cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 4 ramas de cilantro
  • 2 tazas de verduras, puede hacer una mezcla de zanahoria, chícharo, ejote, etc)
  • 2 jitomates picados
  • 4 tazas de consomé de verduras
  • 1 taza de lentejas bien enjuagadas
  • ¼ cucharadita de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharaditas de jugo de limón

PASOS:

1. En una olla grande sofríe la cebolla y diente de ajo en el aceite por 3-5 minutos hasta que la cebolla se vea transparente.

2. Agrega los jitomates y verduras, coce por unos minutos y después agrega las lentejas.

3. Mezcla los ingredientes hasta que estén todos bien incorporados. 

4. Agrega el consomé, tomillo, cilantro, laurel, sal y pimienta, deja que hierva y reduce el fuego y cocina por 50 minutos o hasta que las lentejas estén suaves. Sazona con sal y pimienta.

5. Remueve las hojas de laurel y agrega el jugo de limón. Puedes agregar más consomé si quieres una consistencia mas líquida.

DISFRUTA!!!

 

 

 

 

FUENTES:

http://www.dietas10.net/alcalina/

http://www.doctoroz.com/article/25-alkaline-promoting-foods

http://www.labioguia.com/notas/equilibra-y-fortalece-tu-cuerpo-con-la-dieta-alcalina