Toma lo natural ®

Mejora tu concentración con estos tips

La concentración es como un músculo, podemos aprender a entrenar nuestra capacidad de atención, para así mejorar nuestros niveles de concentración, y de esta forma aumentar nuestra productividad. El cerebro, como cualquier otro órgano, se fatiga y necesita periodos de descanso para recuperar su buen nivel de funcionamiento. Al igual que el corazón o cualquier otro órgano, no puede estar en su máximo rendimiento durante periodos demasiado prolongados de tiempo; con el cerebro pasa lo mismo. Y de hecho para protegerse si nosotros no paramos la actividad, nuestro organismo nos obliga a parar, desviando la atención.

Cuando llevamos mucho tiempo trabajando o estudiando sin descanso, el nivel de concentración disminuye, aumentan las interferencias y baja la productividad. Diversos estudios demuestran que es complicado que la atención sostenida permanezca más de 25 minutos seguidos. Se trata de entrenar la atención, la concentración, de ser más productivos, y el tener el tiempo acotado nos ayudará a mejorar la capacidad de atención. Estar más horas no significa producir mejor.

Para mejorar tu atención, lo ideal es introducir un descanso de 5 minutos cada 25 de trabajo; este método llamado “Pomodoro” es muy popular y altamente recomendado. No obstante, hay que tener cuidado con las actividades a realizar en ese descanso. No se trata de que te pongas a leer un libro, consultes tu mail personal o redes, sociales, en las que seguirás forzando la vista, la postura y realizando actividades de tipo cognitivo; lo ideal es levantarte, estirar los músculos, mirar por la ventana para cambiar el ángulo de enfoque e intentar fijar la vista en un punto lejano, aprovechar para ir al baño o por agua... Pasados esos 5 minutos podrás retomar el trabajo, con una mayor predisposición y mejor concentración.

 

La importancia del descanso nocturno

No debemos olvidar el respetar los ciclos de sueño. Dormir un número adecuado de horas, ayudará a mejorar nuestros niveles de atención y concentración. El sueño tiene una función reparadora y restablece el equilibrio del organismo, y por tanto es fundamental para cualquier tipo de actividad tanto física como intelectual. 

Malinalli recomienda: Tips para mejorar la concentración 

  • Haz una planificación de las tareas que debes realizar el día antes, se realista a la hora de fijar los objetivos, prográmalos con tiempo suficiente, y fragmenta las tareas más complicadas en pequeñas metas más fáciles de lograr y a primera hora del día, con ello tendrás más fuerza para realizarlas y su finalización será un refuerzo para emprender nuevas tareas con ganas, prémiate cada vez que lo consigas
  • Mantener la mesa lo más despejada y limpia posible, sin objetos distractores al alcance de la vista.
  • Deja el móvil silenciado, y desconecta todas las aplicaciones de redes sociales para evitar las distracciones.
  • Nunca comiences el día leyendo el correo electrónico, así evitaremos salirnos de la planificación de nuestras tareas principales. Fija dos momentos a lo largo de la mañana y dos por la tarde en los que revisar y contestar el correo electrónico. No dejes que los correos por leer invadan el espacio de 25 minutos reservado para trabajar.
  • El nivel de ruido ambiental es otro factor a controlar.
  • La temperatura no debe ser ni muy calurosa ni muy fría.
  • Mantenerse hidratado. Toma un litro de Desestresa-Té-YA! durante el día. Además de recibir los beneficios calmantes, tiene beneficios relajantes, digestivos, antiespasmódicos, antivirales y es nervotónico.
  • Evitar la sensación de hambre, pero sin realizar comidas copiosas que aumenten la somnolencia.
  • Esfuérzate lo mejor que puedas en realizar sólo una cosa a la vez. Cuando queremos hacer varias tareas al mismo tiempo, la posibilidad de cometer errores es más alta.
  • ¡Aumenta tu motivación!  Es importante encontrar un motivo de estimulación y de motivación al lograr  tú meta.

Aromaterapia para mejorar la concentración 

Ingredientes:

  • 40 ml de agua destilada
  • 40 ml de alcohol
  • 30 gotas de aceites esenciales (ve recetas abajo)
  • 1 bote atomizador de 100 ml

Pasos:

  1. Agrega el agua y al alcohol a tu bote, dejando un pequeño espacio para los Aceites Esenciales y para que tenga lugar para mezclarse bien. 
  2. Agrega los Aceites y agita muy bien. 

Receta 1:

  • 18 gotas de Aceite Esencial de Romero
  • 12 gotas de Aceite Esencial de Limón

Receta 2:

  • 18 gotas de Aceite Esencial de Menta
  • 12 gotas de Aceite Esencial de Limón

Receta 3:

  • 5 gotas de Aceite Esencial de Albahaca
  • 13 gotas de Aceite Esencial de Romero
  • 12 gotas de Aceite Esencial de Ciprés
*LA INFORMACIÓN OFRECIDA EN ESTE SITIO WEB, DEBE TENERSE EN CUENTA ÚNICAMENTE CON FINES INFORMATIVOS. ANTES DE PONER EN PRÁCTICA CUALQUIER REMEDIO CASERO, SE DEBE CONSULTAR A UN MÉDICO, NO SIENDO RECOMENDABLE EL AUTODIAGNÓSTICO NI LA AUTOMEDICACIÓN.

 

FUENTES:
http://desarrollo.personal.over-blog.com/article-23477615.html
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-10-09/la-concentracion-es-como-un-musculo-consejos-para-mejorar-nuestra-atencion_38892/